Tumores Intraoculares

Posted on 3 abril, 2012 in Retina

Tumores Intraoculares

¿Qué son los tumores intraoculares?

Los tumores oculares pueden aparecer en los párpados, en el ojo (la conjuntiva, la coroides o la retina) y en la órbita (cavidad que aloja el globo ocular).

Dada su delicada localización es necesario un diagnóstico y tratamiento precoces. El tiempo puede ser crucial para salvar la visión, el ojo, e incluso al propio paciente en los casos más graves.

Existen varios tipos de tumores:

Los tumores de los párpados son muy comunes y usualmente benignos. Sin embargo, en algunos casos no lo son, por lo que conviene hacerles un seguimiento.

Los tumores intraoculares:

  • El melanoma es el tumor ocular primario más común en el adulto. El melanoma de localización coroidea es el más frecuente, pero puede aparecer también en la conjuntiva y en otros tejidos intraoculares.
  • El retinoblastoma es el tumor ocular maligno más común en la infancia. Es muy agresivo y es importante diagnosticarlo y tratarlo tempranamente.
  • El hemangioma de coroides es un tumor benigno (sin riesgo de metástasis) pero se desarrolla de forma muy rápida y agresiva suponiendo un riesgo para la visión al amenazar el nervio óptico (transmisor de las imágenes de la retina al cerebro) y la mácula (zona central de la retina que permite la visión de detalle).

Los tumores orbitarios son poco frecuentes y su manifestación más común es la aparición de exoftalmos unilateral de evolución lenta y progresiva (excepto determinados tumores que pueden ser bilaterales). Son muy variados y algunos pueden revestir gravedad.

¿Por qué se producen?

Algunos tumores son congénitos, como el 50% de los retinoblastomas, que se transmiten de una generación a otra y afectan a 1 de cada 15.000 nacidos.

Los tumores de párpado están directamente relacionados a la exposición solar excesiva.

Otros, como el melanoma o algunos tumores de órbita, no tienen factores de riesgo específicos. Algunos pueden venir asociados a un síndrome o bien pueden ser secundarios propagados desde territorios adyacentes o debidos a un proceso de metástasis.